2005/12/31

Feliz 2006

Vino a Nazaret, donde se había criado, y entró según su costumbre el día de sábado en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías, y desenrollándolo dio con el pasaje donde está escrito:

El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque me ha consagrado para llevar a los pobres
la buena noticia de la salvación;
me ha enviado a anunciar la libertad a los cautivos
y la vista a los ciegos,
a liberar a los oprimidos
y proclamar un año de gracia del Señor.
Lucas 4, 16-19

Etiquetas: