2005/12/13

Finkielkraut: aquí no pasamos página

El artículo donde Jose María Marco comentaba en síntesis el caso Finkielkraut ha durado en la sección de opinión de Libertad Digital... un día.

Amable lector, aquí no pasamos página tan deprisa porque el acoso a la libertad que se ha desatado en Europa nos toca también a los españoles, aunque vivamos alelados y narcotizados por los desmanes de la política local. Otro día trataremos de mostrar por qué justamente se puso la mira en Finkielkraut. Hoy nos limitaremos a hacernos eco de la campaña iniciada por el sitio francés Coranix, para que ustedes reflexionen y participen si lo estiman conveniente. Una advertencia importante: Coranix no es un sitio cristiano ni católico, antes al contrario, sus autores se declaran descreídos. Razón de más para considerar atentamente su alegato. Vayan ustedes a esta página, cuyo texto les damos a continuación en traducción completa para el que lo necesite. [Suprimimos los enlaces; para los textos coránicos enpleamos la traducción de Julio Cortés, sustituyendo su “Dios” por “Alá”; nuestras indicaciones van entre corchetes.] [Addenda del 29 de diciembre: Dejamos intacto el resto del post, pero nuestra traducción ha sido insertada en el sitio Coranix, con lo cual ya pueden verla en su formato original y con todas sus ilustraciones sin pinchan aquí.]

La tarjeta postal: un arma temible

Sí, la Tarjeta Postal es un arma temible para mantener la amistad. Así que nosotros vamos a mantener temiblemente la amistad con nuestros compatriotas.

Pero atención, que no todas las postales son temibles para mantener la amistad. La mayoría son inofensivas. Las que a nosotros nos interesan son las postales con un pequeño “plus” que significa una gran diferencia...

Porque Francia y los franceses, ¿qué son?

Francia y los franceses son las raíces y el patrimonio que hacen la unidad de la inmensa mayoría de la población. Esos elementos están ahí, rodeándonos por todas partes, pero estamos tan habituados a verlos que, precisamente, ¡ya no los “vemos”!
Sin embargo, qué sería Francia si llegaran a desaparecer: [imágenes]

Las iglesias, las basílicas, las catedrales, las abadías, los monasterios, los cruceros...
en suma, todos los edificios cristianos.
Se sea cristiano o no, el pueblo francés típico es un pueblo con una iglesia, ¡no con una pagoda u otro templo extraterrestre!

Hasta los socialistas lo han entendido así, recuerden su cartel en las legislativas de 1981: [imagen]

Código que define los derechos de los cristianos (y de los judíos) en tierra de islam.
La tradición atribuye su paternidad al califa Omar, sucesor del profeta Mahoma; de ahí su nombre de “pacto de Omar”. Este pacto estipula que los cristianos (y los judíos) que acepten ser extorsionados y discriminados negativamente (los dhimmíes) tendrán garantizado por los sultanes que los musulmanes no los maten ni les saqueen. Las leyes de discriminación negativa (apartheid) de los cristianos y judíos son las siguientes:
Seis calificadas de graves:
1. Los dhimmíes no utilizarán el Corán como objeto de irrisión ni falsificarán su texto.
2. Los dhimmíes no hablarán del Profeta con falsedad ni menosprecio.
3. Los dhimmíes no hablarán del culto islámico con irreverencia ni burla.
4. Los dhimmíes no tocarán a una mujer musulmana, ni pretenderán casarse con ella.
5. Los dhimmíes no intentarán apartar a un musulmán de la fe, ni atentarán de ningún modo contra sus bienes o su vida.
6. Los dhimmíes no ayudarán a los enemigos de los musulmanes ni darán cobijo a espías.
La vulneración de una sola de esas seis condiciones autoriza a los musulmanes a dar muerte al dhimmí culpable.
Otras seis condiciones son sólo deseables. Su vulneración es punible con multas u otras penas, pero no autoriza a los musulmanes a dar muerte al dhimmí culpable.
1. Los dhimmíes pagarán una extorsión (impuesto de sumisión) bajo dos formas diferentes: el kharadj, extorsión calculada a partir de la propiedad inmobiliaria, y la djizia (o djaliya), extorsión aplicada a los hombres adultos “de barba crecida”.
2. Los dhimmíes llevarán el ghiyar, un signo distintivo, ordinariamente de color amarillo para los judíos y de color azul para los cristianos.
3. Los dhimmíes no construirán casas más altas que las de los musulmanes.
4. Los dhimmíes no harán sonar sus campanas y no leerán en voz alta sus libros, ni lo que refieren de Esdras ni del mesías Jesús.
5. Los dhimmíes no beberán vino en público, ni mostrarán en público sus cruces y sus cerdos.
6. Los dhimmíes enterrarán a sus muertos en silencio, y no harán oír sus lamentos ni sus gritos de duelo.
7. Los dhimmíes no utilizarán caballos, ni de raza noble ni de raza común. No obstante podrán montar en mula o asno. [Imágenes.]


Las esculturas
Hay esculturas (casi) por todas partes: en los edificios, en el extremo de una avenida, en las plazas...
De piedra, de bronce, de madera, de yeso, pintadas o en bruto, en interiores o al exterior, hombres o mujeres, personajes más o menos célebres, conocidos o menos conocidos, constructores, exploradores, patriotas y soldados... Tanto si a uno le interesa la historia como si no, las estatuas de nuestros antepasados no son budas de Bamiyán.

En el año 630, Mahoma, profeta del islam, dirige un ejército de 10.000 soldados y entra, casi sin combate, en La Meca. Destruye todas las esculturas de la Ka’aba, el templo de la ciudad, porque representan a las divinidades de los paganos. Conformemente al ejemplo de Mahoma, el islam prohibe las representaciones de seres vivos en general, y del cuerpo humano en particular. Los exégetas más moderados del Corán consideran que imitar a las creaturas de Dios es solamente un pecado de orgullo. Para las interpretaciones más severas, la escultura favorecería la idolatría, y peor, competiría con Alá. [imagen]

Las pinturas
Hay cuadros en todos los museos, en todas las galerías de arte, en las iglesias y hasta en los almacenes, donde se puede uno comprar la Gioconda por diez euros. Picasso, Van Gogh, no eran franceses, pero fue a Francia donde vinieron a pintar, vivir y morir. También a Francia vino Leonardo da Vinci al final de su vida.
¿Francia sin pintores? ¿Y por qué no agua deshidratada, ya puestos?

Vida y palabras de Mahoma referidas por los hadices:
“Compré un almohadón con imágenes encima. Cuando el apóstol de Alá lo vio, se quedó a la puerta y no entró. Yo noté un gesto de disgusto en su rostro. (...) El apóstol de Alá dijo:
- Los fabricantes de esas imágenes serán castigados en el día de la resurrección. Se les dirá: “poned la vida en eso que habéis pintado”. El Profeta añadió:
- Los ángeles no entran en una casa donde hay imágenes.” (referido por Aisha, Bujari XXXIV 318)
“El Profeta entró en mi casa cuando había una cortina con imágenes de animales. Su rostro enrojeció de cólera, y tomando la cortina la desgarró. El Profeta dijo:
- Los que pintan estas imágenes recibirán el peor de los castigos en el día de la resurrección.” (referido por Aisha, Bujari LXXIII 130) [imágenes]


La gastronomía
Cassoulet del sudoeste, chucrut a la alsaciana, pote de la Auvernia, salchicha de Estrasburgo, jamón de Bayona, etc...
¿Se acabó el cassoulet en Castelnaudary? ¿Se acabó la salchicha en Morteau? ¡Imposible! ¡Im-po-si-ble!
Al francés le encaaaaanta la chacina (y las cochinadas, véase más abajo).

El Corán:
2.172-173: ¡Creyentes! ¡Comed de las cosas buenas de que os hemos proveído y dad gracias a Alá, si es a Él solo a quien servís! Os ha prohibido (...) la carne de cerdo (...). Alá es indulgente, misericordioso. [imágenes]

Los vinos, licores y bebidas regionales
Armagnac, Champagne, Cognac, Burdeos, Beaujolais, Cahors, cerveza, etc...
Es alcohol. Sí, ¿y qué? Tómalo con moderación y si no quieres no lo bebas, ¡pero a mí no me escupas en el vaso!

El Corán:
2.219: Te preguntan acerca del vino y los juegos de azar. Di: “Ambos encierran pecado grave (...)”.
5.90-91: ¡Creyentes! El vino, el juego de azar, (...) no son sino abominación y obra del Demonio. ¡Evitadlo, pues! Quizás, así, prosperéis.
El Demonio quiere sólo crear hostilidad y odio entre vosotros valiéndose del vino y del juego de azar, e impediros que recordéis a Alá y hagáis la azalá. ¿Os abstendréis, pues? [imágenes]


La desvergüenza: el francés es desvergonzado, no hay que negarlo. Le encaaaantan las cochinadas (y la chacina, véase más arriba).

El Corán:
24.2-3: Flagelad a la fornicadora y al fornicador con cien azotes cada uno. Por respeto a la religión de Alá, no uséis de mansedumbre con ellos, si es que creéis en Alá y en el último Día. Y que un grupo de creyentes sea testigo de su castigo.
El fornicador no podrá casarse más que con una fornicadora o con una asociadora. La fornicadora no podrá casarse más que con un fornicador o con un asociador. Eso les está prohibido a los creyentes.
24.31: Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el chal y no exhiban sus adornos sino a sus maridos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con los pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis.
24.60: Las mujeres que han alcanzado la edad crítica y no esperan ya casarse, no hacen mal si se quitan la ropa, siempre que no exhiban sus adornos. Pero es mejor para ellas si se abstienen. Alá todo lo oye, todo lo sabe. [imágenes]


Los perros y los gatos: bravos guauguaus y graciosos mininos, Francia alberga a millones de animales de compañía. ¡No los vamos a abandonar al borde de la carretera!

Vida y palabras de Mahoma referidas por los hadices:
“Cuando cayó la noche, Gabriel vino a él y él [el Profeta Mahoma] le dijo:
- Me habías prometido venir anoche.
Él dijo:
- Sí, pero nosotros no entramos en la casa donde haya un perro o una imagen.
A la mañana siguiente dio orden de matar a los perros, sin excluir a los que guardan los huertos, pero hizo excepción de los perros que protegen las propiedades grandes.” (referido por Maimuna, Muslim XXIV 5248)
“El Profeta de Alá mandó matar a los perros, e incluso matamos a un perro que una mujer había traído del desierto. Después de eso, prohibió que se les matara diciendo:
- Limitaos solamente a los que sean negros.” (referido por Jabir ibn Abdullah, Dawud XVI 2840) “El mensajero de Alá dio orden de matar a los perros y despachó hombres a los cuatro confines de Medina para que mataran a los perros.” (referido por Ibn Umar, Muslim X 3810) [imagen]


Los juegos de azar: sea en el casino, jugándose el aperitivo a los dados o echando un morpion, el francés es un jugador inveterado.

El Corán:
2.219: Te preguntan acerca del vino y los juegos de azar. Di: “Ambos encierran pecado grave (...)”.
5.90-91: ¡Creyentes! El vino, el juego de azar, (...) no son sino abominación y obra del Demonio. ¡Evitadlo, pues! Quizás, así, prosperéis.
El Demonio quiere sólo crear hostilidad y odio entre vosotros valiéndose del vino y del juego de azar, e impediros que recordéis a Alá y hagáis la azalá. ¿Os abstendréis, pues?


Las postales son un arma temible porque...

Las postales se encuentran en cualquier sitio de Francia
Las postales son de venta libre
Las postales se compran y franquean por alrededor de un euro cada una
Las postales se usan a cara descubierta sin que a nadie le llame la atención
Las postales circulan a pleno día
Las postales siempre acaban llegando a sus destinatarios
Las postales no son amenazas
Las postales no son insultos
Las postales no son difamación
Las postales no tienen más que un inconveniente, por otra parte perfectamente desdeñable: es bastante raro encontrar postales de mezquitas, de páginas del Corán o de sesiones de degollamiento ritual de un cordero...

Una imagen vale por mil palabras
Cuando se envía una postal que representa una catedral, una estatua, una cochinada, etc., el mensaje es muy claro:
¡Estamos en Francia! (por si se le había olvidado)
y eso es lo que hace de la postal un arma temible.
No es necesario escribir un largo discurso para que se te entienda bien: la imagen ya habla por sí sola.
Se puede echar una carta a la basura sin leerla, y hasta sin abrirla (como hacemos a veces con la publicidad que nos invade), ¡pero no se puede tirar una postal sin verla!


Acción en favor de Alain
FINKIELKRAUT

Consígase postales temibles (todas iguales o todas diferentes, como prefiera. También puede enviar una sola postal: lo importante es participar, como decía el francés que fundó las Olimpiadas modernas) y envíelas con el mensaje siguiente:

[SÍ A ALAIN FINKIELKRAUT NO A LOS ISLAMISTAS Y A LOS DHIMMÍES]

Envíe una postal temible a David Kessler, director de France Culture, para que mantenga la emisión de Alain Finkielkraut. [Dirección de Kessler.] ¡Que sepa que está usted contra la censura islámica!
Envíe una postal temible a Alain FINKIELKRAUT por sus tomas de postura lúcidas y valientes. [Dirección de Finkielkraut.] ¡Que sepa que está usted con él!

Si desea hacer más:

Envíe una postal temible al Conseil Régional de Rhone-Alpes, que invitó a Alain FINKIELKRAUT a dar una conferencia el 15 de diciembre en Lyon. [Dirección del Conseil.] ¡Que sepan que está usted con ellos!
Envíe una postal temible a la asociación Villa Gillet, que debía recibir a Alain FINKIELKRAUT para su conferencia del 15 de diciembre. [Dirección Villa Gillet.] ¡Que sepan que está usted con ellos!

Y ya de paso, por divertirse:

Envíe una postal temible a Oumma.com, que pretende amordazar a Alain FINKIELKRAUT. [Dirección Oumma.] ¡Que se acuerden de en qué país están!

¿Ha enviado (o va a enviar) sus postales temibles?

Suscríbase al boletín de participantes, para que podamos contabilizar las postales enviadas, tenerle al corriente de la marcha de la acción y notificarle, en su caso, otras acciones similares.

[Acción Finkielkraut - Su correo electrónico: - Suscribirme - Cancelar mi suscripción - Enviar]

Su suscripción sólo será efectiva una vez que la haya validado mediante el mensaje de confirmación que recibirá, para impedir que alguien le inscriba sin su consentimiento. (Se aplicará el mismo procedimiento para la cancelación.)

Si lo desea, puede publicar las descripciones de sus postales (el texto en letra pequeñita que hay en el reverso) en el libro de visitas.
Libro de visitas de las postales temibles

También puede enviarnos sus postales escaneadas y publicaremos una selección (resolución máxima 150 DPI, gracias).

¿Reside usted en el extranjero y quiere participar? No se preocupe. A no ser que esté en Arabia Saudita, le será fácil encontrar postales temibles, como por ejemplo éstas, enviadas desde España: [imágenes]

Y si está usted en Australia, no sólo puede participar, sino añadir munición utilizando uno de los sellos de la serie “los animales de la granja”: [imagen].

Etiquetas: , , ,