2007/05/28

Gulliver and the Liliputians


Madrid.

O el español que pensaba morir en España.

O el ciudadano que lleva tantos años preguntándose por qué no gobierna la lista más votada.

O el que lleva los mismos años preguntándose qué hacen partidos independentistas en el Parlamento español.

O el que ahora mismo siente que los enanos se le siguen encaramando, desde la punta del pie hasta el gorro.

Siete millones novecientos catorce mil setenta y seis Gulliveres.

.

Etiquetas:

1 Comments:

At 3:32 p. m., Anonymous El amigo de Kierkegaard said...

"¿Recuerdas el inventario de cosas misteriosas que los liliputienses encontraron en los bolsillos de Gulliver? Entre ellas había un peine que podía usarse como valla, un enorme reloj de bolsillo que emitía un molesto ruido a intervalos regulares, y muchos otros objetos de uso incierto." Cita tomada del maravilloso libro de Stanislaw Lem "El castillo alto" (Edit.Funambulista, 2006)
Los liliputienses con los que, por lo general, a uno le toca bregar, pertenecen a esa generación de "jóvenes" de 40 años, buenos chicos que lo saben todo de megas, pixels, vinos, dietas disociadas, coches, y han viajado a sitios como Kenia o Cuba (raramente a Europa) y creen que el terrorismo es consecuencia de las afrentas de Occidente y que si Jesús viviera estaría al frente de un comando palestino. Para estos "nanos", el honor, la patria,la Verdad, son "objetos de uso incierto".

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Ir a lo más reciente del blog