2007/05/06

Se veía venir y se sigue viendo

No cabía esperar tanto milagro del Supremo: cuando nuestros jueces prevarican, lo hacen siempre en el sentido contrario. Los socialistas han querido que el terrorismo vuelva a estar en los ayuntamientos y así será. Faltaba más. El próximo muerto lo pagamos a escote.

Sí, los socialistas; no sólo ese imbécil llamado Rodríguez. La impresionante carta de Rosa Díez no ha tenido respuesta, como no la tuvo el llamamiento del Foro Ermua del que aquí nos hicimos eco hace ya tanto tiempo. Los socialistas están contentos con lo que hay. Están en el poder. Con la venta ilegal de España por trozos como quien vende por pisos la casa que heredó, algún vidente de corte o adivina de mesa camilla les ha dicho que van a seguir estando en el poder. Aliándose con el enemigo van a seguir estando en el poder. Minando las instituciones de la democracia van a seguir estando en el poder.




Todos esos cálculos son absurdos. Ningún usurpador pudo jamás mantenerse por el procedimiento de hacer caso omiso de las leyes viejas. Eso los usurpadores de aquí y ahora no lo saben porque aparentemente no han leído mucho, pero es así. Con la democracia parlamentaria del 78 cosida a puñaladas, ya habría que haber dado forma jurídica al nuevo régimen. Un país puede estar sin libertad, pero no puede estar sin ley. Como diría Julián Marías, el hombre siempre necesita saber a qué atenerse. Ahora sólo sabemos que si te insultan y te pegan en la calle puedes ser procesado por desórdenes públicos. Y puede que no. Ça depend.

Dice el gran Orton que "ZP, el Estragos", está condenado a diluirse en la nada. Léanle, por favor, aunque sólo sea para disentir en eso después de haberle aplaudido en todo lo demás. Porque el futuro del Zetapetarra puede traernos sin cuidado, pero no el nuestro. Y el nuestro de anarquía, violencia y ruina se ve venir tan claro como desde el pacto del Tinell se veía venir lo que ocurre en España a día de hoy.

No será la primera vez en nuestra historia; pero también yerran, por pereza intelectual, los que se empeñan en trazar paralelismos con los años treinta. Entre otras cosas, porque entonces había una izquierda revolucionaria donde ahora sólo hay una progresía de encefalograma plano. El peligro es hoy algo menor para el que sólo piense en alargar sus días, y bastante mayor para el que ocupe su pensamiento en cosas de más interés. Dicho en pocas palabras, Europa no se puede permitir el lujo de que su frontera directa con África sea un país en descomposición. Tampoco parece que muchos europeos tengan la batalla de Poitiers en su mobiliario mental. El señor Sarkozy sí debe de tenerla. Es una pequeña esperanza.


(Esas inocentes ratitas fueron fotografiadas por Adam R. Lee en el templo indio de Deshnok. Como amena demostración de que hay gente pa tó, el artículo es muy recomendable.)

Etiquetas: , ,

1 Comments:

At 8:00 p. m., Blogger El Cerrajero said...

La verdad es que el TS no ha podido hacer más de lo que ha hecho. La culpa es del (des)gobierno y 'su' fiscalía y así se lo ha recordado el propio TS.

¿Alguien duda aún que el P$o€ y €TA/Bata$una es lo mismo?

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Ir a lo más reciente del blog