2006/07/06

¿Socialistas coherentes con qué?


Hace al menos dos años y medio, desde la firma del bochornoso Pacto del Tinell, unos españoles venimos esperando día tras día la reacción de los socialistas decentes. La verdad es que no sabíamos quiénes eran, pero tenía que haberlos: eso nos decíamos, eso nos decían nuestros amigos. "Tenía que haberlos"... ¿por qué? ¿Porque queríamos que los hubiera? Sin duda lo queríamos, antes que nada porque teníamos la certeza de que sin un partido socialista decente en sus bases se revelaría imposible, antes o después, mantener un régimen de libertades en España.

Hemos esperado, no nos hemos cansado de esperar. En estos últimos y terribles meses hemos seguido esperando contra toda esperanza, viendo que una y otra vez, ante cada tropelía mayor que la anterior, los disidentes del partido socialista eran siempre las mismas personas, más o menos media docena.

Hoy hemos oído el grito de la madre de Pagazaurtundúa delante del hotel donde los compañeros de partido de su hijo estrechaban la mano a los asesinos de su hijo, y algunos ya no esperamos nada; nada sino que esa media docena de personas decentes devuelvan el carnet cuanto antes, porque la broma ya no tiene gracia ninguna.

Pero todavía hay gente paciente. El Foro de Ermua, que tiene toda nuestra estima y apoyo, acaba de emitir un llamamiento que dice así:

El Partido Socialista vasco se reúne con la organización terrorista ilegal Batasuna. El Foro Ermua hace un llamamiento a los socialistas coherentes que aún tiene ese partido.

Bilbao. 6 de julio de 2006.- Los dirigentes socialistas vascos Patxi López y Rodolfo Ares se han reunido esta mañana con Arnaldo Otegi y Rufi Etxeberria, en representación de la organización ilegalizada Batasuna. La reunión ha estado precedida por una serie de maniobras de ocultamiento y confusión: primero iba a celebrarse en un hotel de Bilbao, horas después se anunció que sería en San Sebastián y, en el último momento, se adelantó una hora respecto a la hora prevista. De todos modos, los protagonistas de la reunión habían entrado todavía una hora antes. En el exterior del hotel varias personas han protestado, a quienes los organizadores socialistas habían tratado de eludir con las maniobras mencionadas, conscientes de la indignidad que se disponían a cometer. Entre estas personas se encontraban la madre del militante socialista asesinado Joseba Pagazaurtundua, Dña. Pilar Ruiz Albisu.

Como es público, esta reunión no solo cuenta con la aprobación del Presidente Rodríguez Zapatero sino que responde al diseño de su llamado “proceso de paz” y al calendario de compromisos que, como todo indica, tiene concertado con ETA desde hace tiempo, a pesar de los reiterados desmentidos del Gobierno y del propio presidente. Las solemnes afirmaciones de Rodriguez Zapatero son desmentidas sistemáticamente por sus hechos. Nunca antes en la España democrática el partido del Gobierno de la Nación se había reunido con una organización declarada ilegal por el Tribunal Supremo, por ser considerada una parte del entramado terrorista de ETA. Esta sentencia firme del Tribunal Supremo lo cambia todo respecto a conversaciones con ETA de gobiernos precedentes. La reunión PSE-Batasuna supone una deliberada desobediencia de dicha sentencia y, aún más, un gravísimo intento de desautorizar y paralizar la acción de la Justicia para apartar cualquier “impedimento judicial” al proceso de cesión ante ETA que ha emprendido el Gobierno de Rodriguez Zapatero.

Esta reunión ha tenido lugar mientras ETA sigue existiendo, sin rendición, ni entrega de las armas, sin el menor gesto que insinue su propósito de desaparecer; mientras ETA reitera la vigencia de sus objetivos de siempre (autodeterminación, Amnistía y anexión de Navarra); mientras ETA chantajea al Gobierno advirtiendo que si no cede el "alto el fuego" será reversible; mientras ETA continúa practicando la extorsión y -cuando le conviene- reactivando el terrorismo callejero. Esta reunión se produce sin que ETA haya pedido perdón a las víctimas, antes bien al contrario, toda España ha visto cómo los propios terroristas las han humillado y ultrajado en los recientes juicios en la Audiencia Nacional. ETA no abandona ninguna de sus pretensiones políticas, ni su actividad terrorista y es el Gobierno de Rodríguez Zapatero quien legitima como interlocutor a la ilegalizada Batasuna y abre con ella la negociación del futuro político de Euskadi y de toda España, bajo la tutela de la banda terrorista.

Hace ya más de un año que Pilar Ruíz Albisu, madre de Joseba Pagazaurtundua, intuyó el sentido de la deriva de Patxi López y en una carta abierta le expresó lo siguiente: “Harás cosas que me helarán la sangre”. La reunión de hoy es una de ellas. Dña. Pilar manifiestó también entonces que “la defensa de la vida, de la libertad y de la dignidad es más importante que el poder o que el interés del Partido Socialista”, concluyendo: “Quien pacta con los traidores es un traidor " .

Algunos socialistas vascos, algunos pocos, vienen alzando su voz en favor de la libertad y del principio de legalidad que el proyecto de Zapatero atropella. ¿Dónde están los demás militantes del PSE? Y fuera del País Vasco, ¿quién defiende la honestidad política y los valores democráticos que estuvieron presentes en el socialismo español y que hoy son tan necesarios para salvar nuestra democracia? El silencio y la connivencia de los que callan nos dañan a todos. Ya no es legítimo buscar excusas a la actuación de este Gobierno, ni pretender que son meros “juicios de intención” las acusaciones que, desde muchos ámbitos, ciudadanos de muy distinta adscripción formulamos a Rodríguez Zapatero en base a hechos tan graves y definitorios como el de hoy.

El atropello cometido hoy por los socialistas vascos ha sido posible, entre otros motivos, por la sorprendente decisión, de no impedir la reunión, adoptada ayer por el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, coincidente con la postura que viene manteniendo la Fiscalía General del Estado. Decisión judicial que desde el Foro Ermua acatamos pero, con todo respeto, no compartimos e incluso lamentamos en un magistrado que tanto contribuyó a la libertad, arrinconando a ETA en los albores de la Ley de Partidos Políticos.

Hace pocas semanas, el Foro Ermua requirió formalmente al Presidente Rodríguez Zapatero y a Patxi López a que no realizaran la anunciada reunión del PSE con Batasuna. Consumado hoy el presunto delito, el Foro Ermua presentará en breve la anunciada querella por desobediencia ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Los verdaderos demócratas no aceptaremos nunca que nadie pretenda situarse por encima de la Ley.


Estimados y valientes foristas de Ermua: bien, esperemos una semana más, ¿por qué no? Si de aquí a una semana vemos a diputados, senadores y concejales socialistas de toda España renunciar a sus cargos, si vemos agolparse a militantes de base ante las sedes del partido para solicitar la baja, lo celebraremos aliviados. Si no es así, se habrá demostrado, por enésima vez en la historia de España, que los socialistas coherentes eran éstos, y los otros, la media docena, una mera anomalía.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

At 12:09 a. m., Anonymous Enrique Pérez said...

Me río yo de los socialistas. No tuvieron valor para enfrentarse a la dictadura, y ahora tampoco lo tienen para plantar cara al terror. Fuera de esos pocos que todos conocemos, son gente verdaderamente despreciable.
Gracias Martinito. ¡Cuánto animan tus testimonios!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Ir a lo más reciente del blog