2006/03/26

Abdul Rahman y nosotros

Se pregunta Rafael L. Bardají en el ABC de hoy de qué habrá servido nuestra presencia en Afganistán si hemos de asistir a la condena a muerte de un afgano por preferir el cristianismo a Mahoma, y eso nos preguntamos muchos otros en España: "Afganistán ha dejado de ser para los españoles un lugar remoto y desconectado. Hay españoles que han muerto por ayudar a los afganos a liberarse del yugo del islamismo radical y hay sangre española en tierras de Herat por la misma buena causa. ¿De qué habría valido su sacrificio garantizando un proceso electoral si al final es la sharía lo que se impone?". Lean aquí el oportuno artículo.

Se ha puesto en marcha una petición internacional por la liberación de Abdul Rahman, que dice más o menos esto:


Petición en favor de Abdul Rahman, ciudadano de Afganistán

Los abajo firmantes, en favor del Sr. Abdul Rahman, ciudadano de la República Islámica de Afganistán,

considerando que los Estados Unidos de América y una coalición de naciones amantes de la libertad sacrificaron vidas y haciendas para apartar del poder al anterior gobierno de Afganistán;

considerando que Afganistán fue liberado de un régimen autoritario y se le dio oportunidad de establecer una república pacífica, libre y democrática;

considerando que el artículo 2, 2) de la recientemente adoptada Constitución de la República Islámica de Afganistán establece la libertad de religión y de expresión religiosa;

considerando que en su Preámbulo la Constitución de la República Islámica de Afganistán suscribe la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que en su artículo 18 establece el derecho individual a convertirse de una religión a otra;

considerando, en fin, que la clara intención de la adopción de dichas medidas en la nueva Constitución de la República Islámica de Afganistán no fue otra que la de garantizar los derechos humanos individuales, la libertad de religión y la libertad de conciencia, derechos que no se respetaron bajo el régimen talibán;

ante el Presidente de la República de Afganistán Hamid Karzai, el Presidente de los Estados Unidos George W. Bush, todos los miembros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, todos los miembros del Senado de los Estados Unidos, todos y cada uno de los funcionarios del Departamento de Estado de los Estados Unidos, el Secretario General de las Naciones Unidas, a los dirigentes de todas las naciones miembros de las Naciones Unidas:

resuelven manifestar su protesta por la detención y el procesamiento del Sr. Abdul Rahman por el supuesto “delito” de convertirse del islam al cristianismo, punible con la muerte; solicitan y demandan del Presidente Hamid Karzai y las autoridades de gobierno de la República Islámica de Afganistán que el Sr. Rahman sea inmediatamente puesto en libertad, absuelto y exonerado de conformidad con los antedichos principios constitucionales; e igualmente solicitan y demandan de las autoridades del Gobierno y el Congreso de los Estados Unidos de América, el Secretario General de las Naciones Unidas y los gobernantes de todas las demás naciones miembros, que ejerzan toda la presión diplomática posible sobre la República Islámica de Afganistan para alcanzar la pronta consecución de dicho fin.

La firma, aquí.

PD.- El tribunal desiste, pero la religión de la paz no se va a quedar así como así. Si es que son la luz del mundo, está visto.

Etiquetas: ,

1 Comments:

At 11:41 a. m., Anonymous Maria said...

Il 22 marzo, Benedetto XVI ha scritto una lettera al Presidente dell’Afghanistan, Hamid Karzai, per salvare la vita di Abdul Rahmani, ispirandosi ad una “profonda umana Compassione” e ad una “ferma convinzione della dignità della vita umana”, basata sul “rispetto della libertà di coscienza e religione di ogni persona”.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Ir a lo más reciente del blog