2007/03/23

"El País", o la mentira perpetua

Miente El País, como de costumbre, al sacar a su portada de hoy una grandísima foto de media docena de falangistas, o vaya usted a saber qué, sobre el titular: "El PP atiza su agitación en la calle contra Zapatero por el 'caso Otegi'". El País -o El Pis, como lo llaman algunos- lleva tantos años mintiendo sin parar, intoxicando, envenenando, afrentando y calumniando, atizando los instintos más rastreros de su fanática clientela, que el caso de hoy no merecería más comentario si no fuera porque a) ha causado gran extrañeza que los personajes de la tal foto aparezcan de espaldas, y b) quien esto escribe estuvo allí y lo puede explicar.

Miente El País al atribuir al PP la protesta ante la Fiscalía General del Estado, que fue convocada por el Foro Ermua antes de las 10.30 de la mañana. Miente El País al denominar "caso Otegi" a lo que habría que llamar "caso Fiscalía". Miente El País, por acción u omisión, en la crónica acompañante; pero vamos a los hechos. Habla, Martinito.

"Dan las ocho cuando bajo a la Castellana por la calle de Zurbarán. Cruzo al andén derecho mirando hacia Colón, donde hay ya una muchedumbre compacta de centenares de personas. Nunca he visto una proporción tan alta de policías a manifestantes: quizá una veintena de coches de policía directamente in situ, otras tantas motos y el inevitable helicóptero. Por la calzada central y las laterales circula el tráfico habitual. Cordón de agentes bordeando la calzada central, vueltos hacia los manifestantes, y otra línea de agentes en el andén de enfrente, el más alejado de la Fiscalía, izquierdo mirando hacia Colón.

"Ante la imposibilidad de entrar en la aglomeración, me quedo en el perímetro del lado Zurbarán. Gente, como siempre, de toda traza y edad, con predominio de mayores de treinta años. Algunas banderas, paraguas del Foro Ermua y carteles del Foro: "ETA / BATASUNA FUERA DE LAS INSTITUCIONES".

"Al poco llega por ese lado media docena de hombres jóvenes pero no demasiado, en actitud desafiante, con una bandera falangista y no sé qué más que traen doblado. Malestar inmediato entre quienes los vemos llegar, comentarios de Ya-está-la-trampa-para-llamarnos-ultras. Alguien les dice algo en voz normal, y ellos empiezan a gritar agresivamente y a gesticular como energúmenos o matones contra un grupo de familia, y por encima de una sillita con niña pequeña dentro. Con cierta preocupación por la suerte de la criatura, los circunstantes nos contenemos para no entrar al trapo, y al fin los provocadores se colocan unos pasos más allá. Oigo a un colega contar por el móvil: "Han venido unos de Falange a reventar la concentración. Sin ningún derecho. Esto es del Foro de Ermua".

"Los provocadores gritan "¡Arriba España!", les hace eco UNA señora, y yo y otros preferimos largarnos al andén de enfrente, donde casi salimos a un policía por cada dos. Comentarios de "¡Qué vergüenza!", "¡Que hayamos llegado a estar así!", "¡Los terroristas en la calle y nosotros como si fuéramos delincuentes!". Gritos de "¡Zapatero, dimisión!", "¡Otegui a prisión, Zapatero dimisión!", "¡Cobardes, cobardes!", "¡Conde Pumpido, eres un vendido!", "Fiscal General, ¿dónde está tu dignidad?".

"De improviso la multitud apiñada frente a la Fiscalía empieza a bajar a la calzada central. Gran confusión, porque no hay policía municipal y la nacional no estaba atenta a esa posibilidad, sino a meternos miedo a nosotros. Cada conductor hace lo posible por girar en redondo. Del andén derecho se derrama un mar de gente. La policía responde rodeándonos con agentes y coches por los cuatro costados: carril lateral derecho, cruce de Fernando el Santo, andén lateral izquierdo y cruce de Zurbarán. Hoy dicen que "para evitar incidentes". ¿Qué incidentes podía haber hacia las calles de Villamagna y Ayala (¡la esquina de Embassy!)? ¿Qué necesidad había de rodearnos?

"Los agentes del andén izquierdo bajan y se meten entre la multitud. Arrecian los gritos y uno se alza sobre todos los demás: "¡Policía, únete!". Como hace cuarenta años. Los agentes optan por volver a salir del gentío, y algunas personas les aplauden. Gritos: "¡España, España!", "¡Libertad, libertad!".

"Del tapón policial del lado Fernando el Santo sale por dos veces, vía megáfono, una declaración muy chistosa que nos informa de que estamos cometiendo una ilegalidad. Oh. Debemos de ser los únicos en España. Lástima.

"Los provocadores conferencian en una esquina; sacan sus banderas y las sostienen en corro; gritan: "¡España, una; grande; libre!", con escaso eco del resto de los presentes (una o dos voces). Uno de ellos se ha colado entre el gentío y ondea la bandera falangista con que les vimos llegar, solitaria pero muy alta y muy movida.

"Cruzo otra vez al andén derecho. Ahora se han abierto en línea tras sus banderas extendidas. Vociferan a uno que pasa, no sé qué de que ellos no son de derechas ni de izquierdas. Están como apestados: hay un corredor vacío, de cuatro o cinco metros, entre ellos -que no llegan a diez- y los manifestantes, que les evitan como búlgaros huyendo de la vacuna; a sus espaldas, dirección Plaza de Castilla, no hay nadie. Bueno, sí hay alguien: policías y algún fotógrafo.

"En la foto de El País no se ve ese ancho corredor higiénico por el que yo pasé. Puede ser que esté trucada, o puede ser que el fotógrafo les mandara pegarse un momento a la gente normal. Lo que está claro es por qué tuvo que retratarles así: porque si los hubiera tomado de frente o de medio perfil se habría visto que no tenían a nadie detrás... en sentido literal y metafórico."

Por cierto, ya han echado de El País a Hermann Tertsch. Está bien. Hace tiempo que nos preguntábamos -y nos preguntaban- qué hacía ahí una persona decente.


PD del 26/3/07: Tres días después de escrito lo que antecede, el Fiscal General del Estado, que en una democracia estaría a nuestro servicio y aquí está a las órdenes del Pis, ha tenido a bien insultarnos. El Foro Ermua -uno de cuyos miembros ha sido impunemente agredido esta mañana en Bilbao, más información y vídeo aquí- acaba de emitir el siguiente comunicado, que naturalmente suscribimos:

COMUNICADO DE PRENSA DEL FORO ERMUA

El Sr. Conde-Pumpido además de actuar como el mejor abogado de ETA, miente e insulta a los demócratas. El Foro Ermua exige su inmediata dimisión

Bilbao. 26 de marzo, 2007. El Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, quien la semana pasada dio instrucciones a la Fiscalía de la Audiencia Nacional y a su Fiscal Jefe, Javier Zaragoza, para que retirase la acusación contra el terrorista Arnaldo Otegi, que resultó absuelto, ha acusado de ser “falangistas” a los ciudadanos que protestaron frente a las Fiscalía el pasado jueves tras la convocatoria del Foro Ermua. Concretamente y como viene siendo habitual, Cándido Conde-Pumpido, ha acusado hoy al PP de "sacar a los falangistas a la calle" para manifestarse delante de la sede de la Fiscalía cuando toma una decisión "que no es la que la oposición quiere que tome".

Como es público, y el Sr. Fiscal del Estado conoce también, fue el Foro Ermua el que convocó a los ciudadanos el pasado jueves, día 22 de marzo, a concentrarse ante la Fiscalía General del Estado ante la irresponsable e indigna decisión tomada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Atribuir falsamente esta iniciativa al PP es, una vez más, un modo de pretender convertir en una lucha partidista, lo que es un grave atentado a los elementales principios de nuestro sistema democrático que suscita una seria indignación en la sociedad civil, incluyendo a personas de muy diversas sensibilidad, también la socialista, como resulta obvio en el caso del Foro Ermua.

En segundo lugar, la práctica totalidad de las cuatro mil personas que nos concentramos ante la Fiscalía General, en el Paseo de la Castellana nº 17, éramos demócratas que estábamos ejerciendo nuestro derecho a manifestarnos ante una decisión que supone una traición a la justicia y a la dignidad de las víctimas y de toda la sociedad. Más concretamente, un buen número de los presentes éramos miembros y colaboradores del Foro Ermua. Únicamente un puñado ínfimo de personas mostraron símbolos preconstitucionales (exactamente dos banderas), a quienes instamos repetidamente a retirarlos, porque hacen un flaco servicio a la causa de la libertad y de la defensa del “Pacto Constitucional”, que seguimos defendiendo desde el movimiento cívico vasco. Las personas de aquella ideología -que no son bienvenidas nunca en los actos del Foro Ermua- actuaron como provocadores, posiblemente enviados por alguien que deseaba reventar la concentración. El Sr. Conde Pumpido y el Gobierno de Rodríguez Zapatero deberían reflexionar en que los únicos responsables de la indignación ciudadana , son las reiteradas y explícitas cesiones a ETA de su Gobierno en esta nefasta legislatura.

Quien tiene la responsabilidad de velar por la legalidad y por la defensa de los derechos ciudadanos y no lo hace, quien pone en libertad a un terrorista como Arnaldo Otegi por un claro delito, quien rebaja las peticiones de condena en muchos otros procesos y quien se niega a poner en marcha la ilegalización del nuevo instrumento de ETA, el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK/PCTV), carece de toda autoridad moral para cuestionar nuestra condición de demócratas.

Exigimos al Sr. Conde-Pumpido que retire de inmediato su insulto y se disculpe ante el Foro Ermua y los demócratas que acudimos ante la Fiscalía General por la ofensa que nos ha infringido. Le exigimos también que, si le resta un mínimo de dignidad, presente su dimisión y libre a nuestra democracia de su labor de dejar indefenso al Estado de Derecho ante las presiones de ETA.

Etiquetas: , , ,

2007/03/12

Así se forma un régimen totalitario

El laborista británico R. H. S. Crossman explicaba de este modo lo que hoy vemos, ya en 1939:

Los nazis justificaron la destrucción de la República de Weimar por el fracaso de la democracia alemana, pero una de las principales causas de ese fracaso fue la decisión de los nazis de impedir que funcionara la democracia. Lo mismo puede decirse de la actitud de los bolcheviques hacia la Asamblea Constituyente en Rusia. Pero ni siquiera los nazis y los fascistas empezaron siendo completamente totalitarios. Es frecuente que al principio el partido que logra el poder solamente pretenda liquidar a sus oponentes específicos, manteniendo el derecho de discusión y de participación en el gobierno para sus partidarios y los grupos que le son afectos. Así hicieron indudablemente los bolcheviques en el periodo que termina con la muerte de Lenin. En Italia Mussolini necesitó muchos años para completar su autocracia. El totalitarismo no es un fin en sí mismo. Más a menudo es la consecuencia de la determinación de tolerar la crítica..., pero únicamente la "crítica constructiva".

Se comienza por la monopolización del poder político, se sigue por la liquidación de los contrarios, y, cuando se termina, el Estado se encuentra convertido en un Estado totalitario. Al destruir a la oposición y eliminar cualquier gobierno alternativo que pudiera sustituirlo por vía electoral, la representación del pueblo se centraliza en un único partido, y éste se convierte en vehículo tanto para difundir hacia el pueblo los puntos de vista del régimen como para hacer llegar a éste las quejas y descontentos del pueblo.

Pero la destrucción de la oposición política nunca es en sí misma una garantía suficiente. Porque inmediatamente que se lleva a cabo, la oposición se hace subterránea y penetra en todas las organizaciones apolíticas. Los sindicatos, las iglesias, las asociaciones deportivas y hasta las simples reuniones amistosas en casa particulares se convierten en centros de descontento político, y, como se ha prohibido la oposición constitucional, fácilmente resultan subversivos. Así, un movimiento que se inicia con la intención de eliminar solamente a los enemigos declarados se ve obligado a suprimir toda forma de asociación voluntaria, o colocar ésta bajo el control directo del Estado. Este proceso, que se conoció en la Alemania nazi con el nombre de Gleichschaltung (literalmente, alinear), va inevitablemente acompañado de un crecimiento de la política [? ¿errata por "policía"?] secreta.

Una vez que se ha efectuado ese paso, resulta claro que la prensa, el cine y la radio, y todas las formas de la literatura y hasta de la investigación académica deben organizarse de modo similar. Se suprime todo debate, ya sea hablado o escrito, y ello afecta incluso al sistema educativo, reemplazado por una propaganda estrictamente centralizada. Cuando se llega a estas condiciones se puede reintroducir el plebiscito , y aun instituciones democráticas.

El proceso a que nos venimos refiriendo es la tarea más dificultosa de todas aquellas con que tienen que enfrentarse los amos del Estado totalitario. Se hace necesario eliminar a numerosos individuos cuyas cualidades resultaron muy útiles en los días de la lucha, y son, por regla general, los miembros de la llamada "vieja guardia" los que deben desaparecer. El partido se transforma gradualmente , de ejército militante en una vasta jerarquía de funcionarios que en muchos casos no hace sino duplicar la maquinaria administrativa. Excepto en casos de idealismo, se observa que el logro de un puesto seguro es un remedio contra el descontento político.

Pero también debe colocarse en línea otro factor más de la vida nacional. Dentro del Estado democrático el poder judicial podía conservar cierta independencia, porque su objetivo era la prevención del poder despótico. Pero en el Estado unipartidista tanto el derecho como los jueces que lo interpretan pueden llegar a parecer "obstruccionistas". Entonces, de la misma manera que la educación y la religión, ellos también deben ser alineados, y la ley, en lugar de ser la defensa contra un poderío arbitrario, se convierte en otro instrumento para la realización de la Voluntad General.

Toda institución del Estado totalitario surge del hecho de que se estableció no para facilitar el cambio pacífico, sino para destruir a los adversarios. Cada nuevo avance de la centralización y de la extensión del control hace más difícil impedir el próximo, hasta que al fin la nación se encuentra dividida en dos clases, la jerarquía rectora y el pueblo.

Esto no significa que las masas se encuentren necesariamente descontentas, porque en realidad la destrucción de las libertades civiles de los partidos políticos sólo afectó a una pequeña minoría de individuos políticamente conscientes, y a aquéllas se les ofrecen en cambio multitud de servicios sociales que el Estado de un solo partido puede y debe realizar, y cierta seguridad en sus empleos que el control estatal de la economía hace posible. Para los millones a los que la libertad política mantenía sin trabajo y con escaso auxilio, el nuevo régimen, a pesar de su espionaje, no resulta inaceptable.

De R. H. S. Crossman, Biografía del Estado moderno, México, FCE, 1977, pp. 306-308; originalmente, Government and the Governed (A History of Political Ideas and Political Practice), Londres, 1939. Hemos cedido a la tentación de mejorar algo el estilo de la traducción mexicana.


Etiquetas:

2007/03/09

Con la Plataforma Libertad



Este blog se adhiere a la iniciativa descrita en el documento siguiente (gracias al Foro Ermua por la transmisión):

PLATAFORMA LIBERTAD

“No al chantaje de ETA”

Madrid, 8 de marzo de 2007

1) Hoy ha quedado constituida la Plataforma Libertad “No al chantaje de ETA”. La Plataforma tiene la voluntad de mantenerse activa mientras persista el grave riesgo de claudicación ante ETA del Gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero. Hoy, mantendremos la exigencia de que De Juana sea enviado a prisión en cuanto deje de necesitar tratamiento hospitalario. Dentro de escasas semanas, la Plataforma se opondrá a cualquier intento de permitir que Batasuna-ETA pueda presentarse a las elecciones municipales y a las forales del País Vasco y Navarra. En todo momento, reclamaremos que la Comunidad Foral Navarra conserve su estatus político e institucional presente, rechazando cualquier componenda para satisfacer los planes anexionistas de ETA. En hoja aparte se relacionan las asociaciones, sindicatos y partidos políticos que han intervenido en la constitución de esta Plataforma.

2) Invitamos a las demás asociaciones de víctimas, organizaciones cívicas, sindicales y partidos políticos democráticos de cualquier orientación ideológica constitucional a incorporarse y participar en las campañas de la Plataforma, en defensa de la libertad de los españoles hoy amenazada.

3) Damos nuestro apoyo a las movilizaciones convocadas para estos próximos días por el Partido Popular, contra la excarcelación del asesino De Juana Chaos: las concentraciones ante los ayuntamientos de toda España el viernes, día 9 de marzo, a las 20:00h o 21:00h -según cada localidad- y a la manifestación del sábado día 10 de marzo, en Madrid, a las 17:00h.

4) Hacemos un llamamiento a los ciudadanos y a todo tipo de organizaciones democráticas para la utilización diaria del lazo azul, ya sea en la indumentaria personal, o bien sobre banderas nacionales o autonómicas o simplemente sobre telas blancas colocadas en las ventanas de las casas.

5) Pedimos a los ciudadanos demócratas que, en tanto persistan las amenazas de cesión política a las que nos hemos referido, utilicen los mencionados símbolos que ponen de manifiesto la exigencia de libertad y de abandonar urgentemente el camino de la cesión a ETA que ha emprendido el Gobierno.

6) La Plataforma invita asimismo a los ciudadanos y asociaciones democráticas a organizar en cada ciudad un lugar dedicado a la memoria de las víctimas del terrorismo, tal como se ha hecho espontáneamente en Madrid en la Plaza de la República Dominicana. Un lugar en el que los ciudadanos puedan hacer ofrendas florales, colocar velas y depositar mensajes en recuerdo y apoyo a las víctimas del terrorismo.


Asociaciones, sindicatos y partidos políticos promotores de la
PLATAFORMA LIBERTAD “No al chantaje de ETA”

Madrid, 8 de marzo de 2007

Ciudadanos con la Constitución Española
Ciudadanos para la Libertad (Barcelona)
CEP (Confederación Española de Policía)
Convivencia Cívica Catalana
Cordobeses por la Libertad
Coruña Liberal

Federación de Africanos (Madrid)
Foro Aragón Liberal
Foro Ermua
Foro España Hoy (Barcelona)
Foro Norte (sierra de Madrid)
Fundación DENAES (para la Defensa de la Nación Española)
HazteOir
Juventudes Unificadas del Foro Ermua
La Resistencia a ETA
La Rosa Blanca

Plataforma España y Libertad
Plataforma de Empresarios Constitucionalistas de Ermua
Plataforma Ciudadana Peones Negros
PADE (Partido Democrático Español)
Partido Independiente de Hoyo de Manzanares (Madrid)
Partido Popular
Sindicato de Funcionarios Manos Limpias
Vecinos de Paz de Berriozar (Navarra)

Etiquetas: ,

2007/03/07

Bravo Cartagena

Bravo, "Cartagena". Gracias, "Cartagena".

El testigo protegido número 11.304 no piensa, como ZP dice pensar, que la vida sea el valor supremo. Ni siquiera la suya. Si lo pensara no habría declarado lo que ha declarado esta tarde en el juicio del 11-M.

Dios te guarde, Abdelkader. Y a los españoles nos ayude a salir del pozo.

(Lo más parecido a haberlo seguido en directo: aquí, a partir del post 209 en la página 5; razón tenías, Trola: ya nada será igual.)


Etiquetas: ,

2007/03/02

Redeker y la Francia servil (y III)

No es fácil desengancharse del show pornozetapetarra -"A la cama con De Juana", "Sírvele a Chaos más sobaos" y otros célebres gags, o sea guaags-, pero antes de volver al desastre nacional vamos a cerrar esta pequeña glosa del caso Redeker.

El motivo del debate en France3 fue la publicación del libro Il faut tenter de vivre, donde Robert Redeker relata sus experiencias de rata de alcantarilla por la osadía de censurar el islam a cara descubierta. Un buen artículo de Carlos Semprún recapitula la historia y comenta el libro; vale la pena reproducir un par de párrafos:

Quedan algunas cuestiones graves, que el libro no zanja de verdad: aunque Redeker muestra de manera espeluznante el pánico que suscita el islam en Francia, y peor aún, la solidaridad con el terrorismo islámico de buena parte de la izquierda, por antiyanquismo, antisemitismo y antiliberalismo ("Cada día que pasa, más me doy cuenta de la gravedad de la corrupción intelectual y moral que pudre a la izquierda de este país", escribe el profesor perseguido), no nos dice si todos los que le defendieron –no fueron muchos– lo hicieron sólo en nombre de la libertad de expresión o eran, además, conscientes del peligro islámico que se extiende por Francia.

Defender la libertad de expresión es, desde luego, indispensable, no se puede transigir, pero, esos mismos que han reafirmado ese sagrado principio de la democracia, ¿son conscientes del peligro del totalitarismo islámico? Lo dudo. Y es que he leído y oído (hasta en el comunicado oficial de Le Figaro, tras el escándalo) demasiadas declaraciones del tipo: "No estamos de acuerdo con Redeker", "pero exagera", "pero se equivoca profundamente", "pero..." ¿Las amenazas de muerte que recibe son un crimen o sólo "faltas de educación"?

Semprún habla de (in)consciencia, Redeker de corrupción intelectual. Seguramente se trata de ambas cosas, pero de lo segundo en particular hay dos ejemplos muy instructivos en el citado debate de France3. Ahí son sobre todo dos interlocutores quienes discuten con Redeker, en el doble sentido de debatir con él y llevarle la contraria: los escritores Henri Pena-Ruiz y Abdelwahab Meddeb, el primero presentado como "filósofo" y el segundo como "ensayista y poeta", el primero una especie de autoproclamado apóstol de la laicidad, el segundo (musulmán de origen) un "crítico radical del islam" según sus propias palabras. Evidentemente dos "intelectuales", que en el debate compiten por ver quién de los dos defiende con mayor vehemencia el derecho de Redeker a escribir lo que le parezca, aunque -faltaba más- no estén de acuerdo con lo que escribe. Hay que reconocer que fueron bien elegidos como representantes de sendas posiciones que aparecen con enorme frecuencia cada vez que se habla de la ofensiva islamista, y por eso nos parece interesante citarles aquí.

La tesis de Pena-Ruiz es bien simple: en las tres religiones "del libro" (es decir, el judaísmo, el cristianismo y el islam; conviene recordar que esa denominación es islámica) hay invocaciones a la violencia y a la paz; lo que ha hecho Redeker en su artículo al decir que el Corán es un libro de violencia inusitada y contraponer las tres religiones a ese respecto (había escrito Redeker: "Mientras que el judaísmo y el cristianismo son religiones cuyos ritos conjuran la violencia, la deslegitiman, el islam es una religión que incluso en su texto sagrado, así como en algunos de sus ritos banales, exalta la violencia y el odio") no es más que una lectura selectiva. Igual de violento, si vamos a eso, es el Antiguo Testamento. También el judaísmo puede inspirar la violencia. También el cristianismo: los "cientos de miles" de víctimas de la Inquisición lo fueron sobre la base de la alusión de Jesús a la quema de la cizaña.

Hay que ser un tipo realmente original para atribuir las acciones de la Inquisición a la parábola de la cizaña; véala el lector en Mateo 13, 24-40, y juzgue por sí mismo. Lo corriente, en cambio, el tópico manido, es afirmar que, si es innegable la carga de violencia que hay en el Corán, ¡también la hay en el Antiguo Testamento!

Aunque tratando acerca del islam hay que recordar siempre que tan normativos como el Corán son los dichos y hechos de Mahoma, ese "bello modelo" para la humanidad cuyas acciones sangrientas -la ejecución en masa, el asesinato por encargo- no censuraron sus primeros biógrafos, de modo que la referencia exclusiva al Corán puede ser deliberadamente engañosa, lo cierto es que en cuanto a violencia el libro sagrado islámico no defraudará a poco que se hojee, mientras que para encontrar algo paralelo en la Biblia hebrea sí que hay que buscar. Facilitémoslo. La lista de pasajes más exhaustiva podría ser ésta: Números 31, 7-17; Deuteronomio 2, 33-34; 3,6; 20, 13-18; Josué 6,21 y 24; 8, 24-25; 10, 2-40; 11, 11-23; Jueces 5 y 6; 1 Samuel 15, 3-9; 27, 8-11; 1 Reyes 18, 40; 1 Crónicas 5, 22.

La mayoría de esos pasajes no son prescriptivos sino históricos, y no parece que se pretendiera construir sobre ellos las pautas de comportamiento habitual del pueblo de Israel. En cuanto al judaísmo post-exílico, o lo que normalmente se entiende por judaísmo como tradición religiosa que ha perdurado a lo largo de los siglos hasta el presente, la verdad es que un "intelectual" como Pena-Ruiz tiene que ser bastante desvergonzado para atribuirle inclinaciones violentas. Pero nunca fue tan fácil mentir en público impunemente como lo es hoy frente a una cámara de televisión.

Pasemos a la otra variedad de corrupción intelectual, la representada por el tunecino Abdelwahab Meddeb. Meddeb utiliza el socorrido juego de manos de embarullarlo todo mezclando a conciencia la doctrina llamada islam con el grupo de población llamado islam (¡que todavía estemos en esto, santo Job!). Quienes nos hemos criado en el islam no somos monstruos, repite incansablemente; ¡yo no me siento monstruo!, como si el artículo de Redeker hablara de monstruos y pretendiera ser un retrato de Abdelwahab Meddeb. Asegura también "no hablar desde la fe", y haber bebido en Spinoza y Nietzsche y sostener una visión radicalmente crítica del islam, que es justamente lo que el islam necesita en esta hora difícil de su historia, en la que el islam aparece "contaminado" por ese "mal absoluto" que es el islamismo.

Meddeb es el tipo ideal para desempeñar en esta clase de debates populares el papel del musulmán civilizado y moderno. La trampa está en que se presenta como la voz de un posible islam moderado sin revelar sus cartas, sin aclarar si realmente cree que Alá es el único dios y Mahoma su profeta y cómo se come eso con Spinoza y Nietzsche, o si su condición de musulmán consiste en la pertenencia a una familia y una cultura y punto. En otras palabras, defiende el islam sin explicitar qué es lo que defiende; repite que es "muy complejo" y que no es monolítico, cosa que referida al grupo de población "musulmanes" ya sabíamos, pero que al no instruido le dejará la idea, peligrosa o conveniente según para quién, de que hay muchas variedades de la doctrina islámica, y que por lo tanto es injusto condenar o rechazar el islam, o en cualquier caso muy complicado, así que mejor dejarlo.

Ante personas como Meddeb sería oportuno decir que si no piensan hablar con claridad no deberían arrogarse el papel de portavoces de nada. Siempre será difícil saber si van de buena fe por el mundo o no. Pero lo de veras importante para evaluar su testimonio, que puede ser tan persuasivo y tan humano y tan simpático, es recordar esa circunstancia capital que los no musulmanes olvidamos siempre, a saber, que el islam es un castillo de Irás y No Volverás, que en principio un musulmán no puede dejar de serlo, no puede ir por ahí pregonando su escepticismo o su apostasía, que para la comunidad islámica es lo mismo: un delito imperdonable de escándalo para el resto de los creyentes. Tener presente, en fin, que un Abdelwahab Meddeb podrá declararse el más crítico de los musulmanes pensantes en un debate de France3, pero si declarase no creer en la misión profética de Mahoma sería lo más prudente que abandonara el plató del brazo de Robert Redeker..., camino de una clandestinidad compartida.





Etiquetas: , ,